Mostrador e enseñador de los turbados. Notas sobre el primer romanceado de la Guía de perplejos

José Antonio Fernández López

Resumen


La traducción cuatrocentista de la Guía de perplejos, realizada por Pedro de Toledo, es una singular y enorme empresa intelectual. Completada en el crepúsculo de un mundo de códices, manuscritos, copistas y escribanos, presenta una suerte de vocación a servir como campo de batalla hermenéutica, una obra de interpretación que no tiene fin. Un combate que se libra desde la propia trascripción del texto traducido y que tiene como ubicación física la singular materialidad del libro. Transformado el conjunto textual en un apasionante e incruento ajuste de cuentas, la contienda entre un intelectual anónimo, probablemente judío, conocedor riguroso de la filosofía, teología, exégesis, midrás y Talmud que contiene el Môrèh, y un traductor de origen converso, Pedro de Toledo, al que la cábala, la tradición heredada, se le escapa y pierde irremediablemente, bien puede servir de símbolo del destino y tensiones de una judería española cercana a su desaparición.

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





Anales del Seminario de Historia de la Filosofía
ISSN 0211-2337
ISSN-e 1988-2564

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense