Castilla y la libertad de las artes en el siglo XV. La aceptación de la herencia de Al-Andalus: de la realidad material a los fundamentos teóricos.

Juan Carlos Ruiz Souza

Resumen


El siglo XV en la Corona de Castilla produce uno de los paisajes monumentales más diversos y fascinantes de toda Europa. La planta centralizada en lo religioso y en lo palatino, el diseño de grandes fachadas monumentales, o el desarrollo de la plaza semipública, etc., no son más que unos pocos elementos que singularizaban el paisaje monumental de la Corona de Castilla desde el último tercio del siglo XIII, como fruto de la influencia, conscientemente aceptada, de Al-Andalus. Las formas andalusíes se fueron parcialmente agotando paulatinamente a lo largo del siglo XV ante los alardes técnicos y decorativos del último gótico procedente del centro y norte del Continente, llegado a Castilla desde 1430 aproximadamente. En los últimos años de la centuria todo se enriquece y desborda con los renovados aires renacentistas de Italia. Sólo así podremos entender tanta diversidad y libertad de planteamientos artísticos, mezclados y solapados, en donde espacios y tipologías netamente andalusíes se materializan en las formas del último gótico o del renacimiento. Obras maestras de la entidad de la Capilla de los Condestables de la Catedral de Burgos, de la fachada del Colegio de San Gregorio de Valladolid, o del Oratorio de Isabel la Católica en el Alcázar de Sevilla, entre muchas otras, solo pueden darse cita en aquella Castilla del siglo XV bajo las mencionadas coordenadas.

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





Anales de Historia del Arte
ISSN 0214-6452
ISSN-e 1988-2491

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense