Un breve de Inocencio VIII dirigido a los Reyes Católicos, que nunca recibieron, y la financiación de los Santos Lugares

Víctor de Lama

Resumen


La Custodia de Tierra Santa requería aportaciones constantes de dinero para acoger a los peregrinos y conservar en buen estado los santuarios confiados a los frailes franciscanos. Cuando mueren sus fundadores Roberto de Anjou y Sancha de Sicilia, sólo las limosnas de los peregrinos y la generosidad de algunos monarcas permitió sostener esa comunidad de frailes que formaba la Custodia desde 1342. En 1487 el papa Inocencio VIII, mediante un breve dirigido a los Reyes Católicos y a otros monarcas, pretendió dar una solución duradera al problema de la financiación, pero no lo consintieron quienes defendían la observancia de la regla de la orden seráfica. En consecuencia, fueron los Reyes Católicos y sus sucesores quienes asumieron voluntariamente ese sostenimiento en forma de limosnas anuales.

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





En la España Medieval
ISSN 0214-3038
ISSN-e 1988-2971

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense