Enfoque y alcance

Complutum, revista anual hasta el número 18 y bianual a partir del número 19 con formato 19x27 cm., fue fundada en 1991 por el profesor Martín Almagro Gorbea. La publicación responde a la necesidad de difundir a la comunidad nacional e internacional trabajos de investigación arqueológica de calidad en todos los campos, con especial incidencia en la Prehistoria de la Península ibérica. Se priman los trabajos teóricos, metodológicos e interdisciplinares y de síntesis de apartados novedosos de la investigación, sobre los informes de yacimientos, colecciones de museos o piezas arqueológicas excepcionales. La revista acepta artículos escritos desde diferentes posiciones teóricas y apoya la igualdad de género en el campo científico. Uno de los dos volúmenes anuales presenta artículos de asuntos variados, mientras que el otro es generalmente de tema monográfico con una o varias editoras a cargo de su contenido. En ambos se ofrece también una sección de recensiones y crónica científica.

Frecuencia de publicación

Semestral

Política de acceso abierto

Complutum es una revista de acceso abierto, lo que significa que todo el contenido está disponible de forma gratuita sin cargo para el usuario o su institución. Los usuarios pueden leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar o vincular los textos completos de los artículos, o utilizarlos para cualquier otro propósito legal, sin pedir permiso previo del editor o del autor. Esta definición de acceso abierto está de acuerdo con la Iniciativa de Acceso Abierto de Budapest (Budapest Open Access Initiative, BOAI)

Edición en papel

Código de conducta y buenas prácticas

La revista Complutum se adhiere al Código de conducta y buenas prácticas establecido por la Universidad Complutense de Madrid para las revistas publicadas por Ediciones Complutense en el Portal de Revistas Científicas Complutenses. El código pretende asegurar la calidad científica de las publicaciones y la adecuada respuesta de los equipos editoriales a las necesidades de lectores, autores y evaluadores. Los trabajos que no cumplan con estas normas éticas serán descartados.