El patrimonio cultural material y el inmaterial: buenas prácticas para su preservación

Antonio Muñoz Carrión

Resumen


Las políticas de protección cultural comenzaron a preocuparse, en una primera etapa, por los soportes materiales de la cultura y sólo en los años setenta y ochenta se han centrado en los saberes, la información, las destrezas, las significaciones y los sentidos. Ha habido que esperar hasta los años noventa para que se comenzasen a aplicar en la práctica programas específicos de protección de las dimensiones inmateriales de la cultura. En el artículo se reflexiona acerca de las maneras de hacer y de los conocimientos que se encuentran intrínsecamente aso-ciados a las prácticas rituales y a la misma acción motriz de los individuos, razón por la cual no pueden escindirse entre sí. Es en este ámbito en el que resultan menos operativos los conceptos “patrimonio cultural material” frente a “patrimonio cultural inmaterial”, ya que el cuerpo de los portadores de la tradición, las materias usadas para su propia supervivencia o para fines simbólicos, la mentalidad, los significados, las emociones, etc., no pueden tratarse por separado en los programas de protección y de conservación.

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





Mediaciones Sociales
ISSN-e 1989-0494

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense