El lector como reparador de significado. Un ejemplo práctico de instrucción directa en estrategias metacognitivas

Andrés Calero

Resumen


La metáfora del lector como “reparador” de significado - creada desde el enfoque metacognitivo a partir de los trabajos de Flavell (1976) y Brown (1978) - identifica en el ámbito del desarrollo de la comprensión lectora al lector que se pretende conseguir en los centros escolares en la actualidad. Por un lado, el tipo de lector que se desea es el que es capaz de elaborar conocimiento sobre variables personales y de la tarea lectora; y por otro, es competente en el uso de estrategias lectoras y en el control y regulación del proceso de comprensión que sigue al leer. Para conseguir este arquetipo de lector, es necesario que el profesorado de educación primaria y secundaria obligatoria equipe a sus alumnos con la correspondiente “caja de herramientas”; es decir, con aquellas estrategias o recursos metacognitivos que les ayuden a supervisar y controlar el significado que van construyendo, o a repararlo en el caso de que surja cualquier fallo en la comprensión. Esas herramientas no son otra cosa sino las estrategias metacognitivas, que juegan un importante papel como procesos de pensamiento asociados al desarrollo y al control de la comprensión lectora, tal como se indica en el Programa de la OCDE para la Evaluación Internacional de Alumnos PISA 2009. Con estas premisas, en este artículo desarrollamos, paso a paso, la práctica de un ejemplo de enseñanza directa de la estrategia metacognitiva “clarificamos el significado”, con actividades que ayudan a los lectores a descubrir y aprender a “reparar” la comprensión de palabras y partes del texto en las que el significado se ha visto afectado. Concluimos que una enseñanza directa y explícita de estrategias metacognitivas ayuda al estudiante a construir conocimiento, y crea conciencia metacognitiva en el proceso de control de la comprensión lectora (Calero, 2011). La estrategia la hemos segmentado en cinco componentes, que representan “porciones de conocimiento metacognitivo” a ser controlados progresivamente por los estudiantes. La enseñanza de estos componentes conlleva tareas tales como el modelaje por parte del profesor, el trabajo en grupos y prácticas guiadas e independientes en tres fases: a) el docente introduce el significado de la estrategia y el uso de cada uno de sus componentes, a través de la actividad de reflexión en voz alta, b) la aplicación y utilización de los distintos componentes en actividades de pequeños grupos, con tareas de lecturas previamente seleccionadas, y c) la autoevaluación y el establecimientos de objetivos de mejora por parte del estudiante, advirtiendo en qué componentes de esta estrategia tiene éxito en su aplicación y en cuáles necesita mejorar para restablecer el significado perdido

Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





Didáctica. Lengua y Literatura
ISSN 1130-0531
ISSN-e 1988-2548

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense