Los espacios de religiosidad y la devoción femenina en la nobleza moderna. El ejemplo de los linajes Aranda e Híjar

Laura Malo Barranco

Resumen


A lo largo de la Edad Moderna, las mujeres de la nobleza desarrollaron su fe en distintos espacios religiosos. De forma privada, desde niñas aprendieron de las obras artísticas religiosas que adornaban las estancias de la casa y escucharon misa junto a sus damas en pequeños oratorios y capillas ubicados dentro del hogar. Al mismo tiempo, dichas damas formaron parte también de las prácticas religiosas compartidas por el conjunto de la sociedad. Algunas de ellas fueron educadas en conventos que las vieron tomar los votos y elegir la religión como forma de vida; otras, destinadas al matrimonio, vivieron su devoción junto al resto de los fieles, en parroquias, ermitas y cofradías. Su fe quedó vinculada a cultos y espacios del linaje, cuyo patrimonio otorgaba a la mujer la posibilidad de ejercer un patronazgo religioso y vivir su fe de un modo privilegiado.


Texto completo: PDF

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.





Cuadernos de Historia Moderna
ISSN 0214-4018
ISSN-e 1988-2475

© . Universidad Complutense de Madrid
Biblioteca Complutense | Ediciones Complutense